Protocolos para el salvamento acuático son actualizados para prevención del Covid-19

Ciudad de México a 17 de junio del 2020.

 

Como parte de las actividades para enfrentar el confinamiento a raíz de la pandemia por el Corona virus 19, la Federación Mexicana de Actividades Subacuáticas (FMAS), en coordinación con su estructura orgánica, ha realizado encuentros digitales, el más reciente evento abordó sobre la modificación de protocolos para el salvamento acuático.

En coordinación entre la Comisión de rescate y salvamento acuático en aguas abiertas de las FMAS, a cargo de Javier Romero y la filial RESSAPRO, la cordinadora de capacitación; Sonia Bassols, impartió la conferencia sobre el salvamento acuático el día de ayer mediante las herramientas digitales.

Durante el encuentro, Bassols Delgado compartió con el público los diferentes tipos de certificaciones que emiten y los respaldos que éstas tienen, de igual forma, puntualizó los cinco cambios que se han realizado a consideración de las distintas organizaciones que rigen a la seguridad acuática, por lo que la rescatista mencionó que la adaptabilidad de los distintos protocolos para la función del guardavidas para enfrentar al Coronocavirus-19, bajo cinco ramas:

  • Reanimación cardiopulmonar “LEGO”, para no profesionales de la salud.
  • Reanimación cardiopulmonar para profesionales de la salud, en el que se incluye a guardavidas, y que además se brinda una “RCP de alta calidad”, mejor conocida bajo la tendencia del “PIT CREW”.
  • Acciones de primeros auxilios.
  • Técnicas de rescate acuático.
  • Uso de equipo de protección individual o personal (EPP).

La oriunda española, fue puntual al informar que los protocolos anteriores aún están sometidos a pruebas de validación, para lo que son realizadas en diversos parques acuáticos, principalmente del estado de Quintana Roo, con la finalidad de evaluar el nivel de exposición del guardavidas y además, de garantizar su desempeño.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, Sonia ha respondido más de una veintena de cuestionamientos, que van desde los requerimientos para ser candidato(a) a una certificación; para ello, agregó que si bien, se revisan los requerimientos físicos para un curso de agua abiertas, las condiciones físicas y las habilidades de natación son indispensables, “ya que se trata de no caer en error de riesgo incensario, por ello es un mínimo en 10 minutos nadando y el aspirante tener la capacidad para sumersión de un metro”, del mismo modo, comentó que se lleva a cabo una formación teórica mediante plataforma digital, mientras que para las prácticas, los instructores se desplazan a los distintos puntos de la República Mexicana.

Por su parte, la coordinadora de capacitación reiteró el llamado a realizar el capacitación y certificación de los guardavidas bajo prácticas que permitan evaluar el desempeño, y no únicamente por tomar talleres online o semipresenciales, recordó a toda la comunidad que se dedica al salvamento acuático, la implementación de mascarilla BVM o también, para las insuflaciones, el uso de mascarilla tipo pocket mask con el filtro adecuado ya que su efectividad es de un 100% e incluso utilizar cubrebocas y caretas como parte del equipo de protección personal.

En tanto, el Tesorero de la FMAS; José Manuel González reiteró el agradecimiento a los asistentes y a RESSAPRO por su aporte, posteriormente el Presidente de la FMAS; Juan Manuel Gómez, se encargó de cerrar el encuentro, en el que además extendió el agradecimiento al titular de la CMAS Zona América; William Peña y a su homólogo de la Federación Argentina de la especialidad; Francisco Alberto Lacase.

 

 

Atentamente:

Federación Mexicana de Actividades Subacuáticas, A. C.

 

CSV/jlcv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *